lunes, 8 de mayo de 2017

La Batalla de Krasny Bor

El miércoles 10 de febrero de 1943, un bombardeo de artillería masiva de 1.000 cañones y morteros soviéticos descendió sobre las líneas españolas precisamente a las 6:45. Los cohetes, los morteros y los cohetes Katyusha golpearon las trincheras, los búnkeres y las cuevas que se habían construido para fortalecer el flanco oriental del Grupo de Ejércitos del Norte. A las 8.45 horas, el bombardeo se desplazó desde la línea del frente hasta el propio Krasny Bor, afectando también a los pueblos de Podolvo y Raikelevo (situados al este y al sureste de Krasny Bor, respectivamente), siendo este último el puesto de mando.
Aproximadamente a las 8:40, la 45ª y 63ª Guardias y la 72ª División de Rifle, seguidas por algunos tanques, avanzaron hacia Staraia Mgsa (al este de Krasny Bor), Krasny Bor, Raikelevo y Podolvo, con la 63ª División de Rifles de Guardia enfrentando a los 5.900 soldados De la 250a División de Infantería, sosteniendo el flanco oriental de la línea. Atascadas por dos horas de bombardeo inicial, las formaciones españolas no pudieron retroceder hacia la ciudad y en muchos casos lucharon hasta la muerte. La línea de frente fue rápidamente superada, y muchos combatientes cayeron allí.
Dentro de Krasny Bor, una compañía de la 250 División de Infantería sostuvo la estación de ferrocarril de octubre, rechazando las cargas de la infantería y tres asaltos de tanques de las fuerzas soviéticas. A las 11:00 la compañía se redujo a 40 combatientes, sin embargo estos lograron mantener la fábrica hasta las 12:00. De 9:00 a 10:40, unidades aisladas españolas lucharon contra los ataques soviéticos pero fueron cortadas cuando los soviéticos se apoderaron del ferrocarril de octubre. Ahora rodeadas, las unidades que todavía sostienen la carretera de Leningrado-Moscú decidieron aferrarse el mayor tiempo posible y fueron destruidas en combate.
Entretanto, el 55º Ejército había avanzado a pesar de las fuertes bajas infligidas por las tropas españolas atrincheradas. Los soviéticos tomaron Raikelevo, que cortó Podolvo de Krasny Bor. En la propia Krasny Bor, la artillería española, los ingenieros y otros variados rezagados fueron atacados por la infantería y la armadura soviéticas y, a las 12:00, la 63ª División de Rifles de la Guardia informó de la captura de Krasny Bor, a pesar de que la mitad sur de la ciudad estaba todavía controlada por los españoles. Los tanques soviéticos abrieron fuego en un hospital y retiraron las ambulancias, pero finalmente fueron golpeados por tropas españolas armadas con Cócteles Molotov  y granadas de mano. La tarde trajo un tardío apoyo a los defensores en la forma de un ataque con bombardero Luftwaffe contra las posiciones soviéticas en torno a la ciudad de Kolpino, al norte de Krasny Bor, mientras que la 45ª División de Rifles de la Guardia se apoderó de Mishkino. Sviridov decidió insertar el grupo móvil en la batalla a última hora del día, pero fueron detenidos por una combinación de resistencia feroz y un deshielo repentino que detuvo a la Brigada de esquí de operar fuera de la carretera. El comando alemán reforzó las defensas españolas con grupos de batalla.
La 63ª División de Rifles de la Guardia avanzó hasta la parte centro-occidental de la ciudad, y después de las 15:15 logró empujar una pequeña formación en la parte trasera del puesto de mando delantero de la división española. Mientras tanto, las tropas españolas restantes fueron ordenadas a nuevas posiciones en el río de Izhora, al oeste de la ciudad. Aquí se mantuvieron contra los últimos ataques de la 63ª Guardia de Rifle Division del día.
Después de las 16:30 horas un grupo de batalla de la 212a División de Infantería alemana y dos compañías cada una de las Legiones Flamencas y Lituanas pudieron apoyar a los españoles con un contraataque en el bosque de Staraya Rechka y asumir la línea de frente de La carretera al río Izhora. Los elementos del 212º aliviaron a las tropas españolas que todavía sostienen la mitad sur de Krasny Bor.
Al final del día, la 63ª División de Fusileros de la Guardia avanzó cuatro o cinco kilómetros y capturó Krasny Bor, Mishkino, Staraya Mirza, Stepanovka y la estación de Popovka. En su ala izquierda, el ataque de la 43ª División de Rifles y la 34ª Brigada de Esquí tuvo éxito inicial, conduciendo a la 4ª División de Policía de SS en el Río Tosno.
En el sector del río Ishora, la 72ª División de Rifles repelió las líneas de los españoles hacia el río, destruyendo el Batallón de Reposición de Campo, pero sufriendo hasta un 70% de víctimas en el proceso.
Al día siguiente, el 11 de febrero de 1943, las 63 unidades de la División de Rifles de la Guardia fueron rodeadas en varios lugares, pero la 63ª División de Rifles de la Guardia tenía el control de Krasny Bor por la tarde. Se pensaba que un contraataque planeado por la división española y la 212a División de Infantería alemana sería exitoso, pero finalmente no se llevó a cabo debido a la preocupación por la posición general del 18º Ejército.
El 13 de febrero, el 55º Ejército había perdido casi un tercio de su fuerza inicial y la mayoría de sus tanques, y ya no podía avanzar. La penetración total alcanzada alcanzó una profundidad de cuatro a cinco kilómetros sobre una fachada de 14 kilómetros. Después de que el 262 regimiento de infantería español y el 1r batallón de la artillería evacuaron, bombardearon las posiciones soviéticas e intentaron un contraataque para recapturar Krasny Bor el 12 de febrero.
A pesar de la captura de tres kilómetros de línea de ferrocarril, los Soviets lanzaron su último gran ataque en este sector el 19 de marzo de 1943. También se repelió con fuertes pérdidas en ambos lados.
Las críticas del personal general soviético después de la batalla resaltaron las razones del fracaso de los ataques durante la Operación Estrella Polar como defensas fuertemente fortificadas, reconocimientos defectuosos, pobre control y mando a todos los niveles, empleo torpe de tanques y apoyo ineficaz a la artillería.
El fracaso del 55º Ejército para seguir adelante con su éxito inicial significó que el cerco de las fuerzas alemanas en el sector Mga había perdido su pinza septentrional. La falta de éxito de los otros ejércitos atacantes, por razones similares, condujo al fracaso general de la grandiosamente concebida Operación Estrella Polar. Pasaría casi un año más antes de que el 18º Ejército se retirara de los accesos directos a Leningrado. El 50º cuerpo alemán, en particular la 250ª División de Infantería (Española), había conseguido mantener al Ejército Rojo dentro del perímetro del sitio de Leningrado, pero a un alto costo.
El 15 de febrero, la 250ª División de Infantería sufrió bajas de 3.645 muertos o heridos y 300 desaparecidos o prisioneros, lo que significó un 70-75% de muertes de las tropas que participaron en la batalla. Las bajas en el lado soviético  fueron de 11.000 soldados del 55º Ejército. Debido a estas fuertes pérdidas y a la presión de los aliados al gobierno español, la División Azul fue retirada a Alemania y posteriormente disuelta. Una nueva formación voluntaria llamada Legión Azul permaneció en combate en el Frente Oriental, adscrito a la 121ª División de Infantería hasta marzo de 1944. Luego fue disuelta y la mayoría de los voluntarios enviados a España. El 55o ejército participó eventual en romper el cerco de Leningrado, asegurando la línea de Leningrado-Moscú en 1944. Posteriormente avanzó en Estonia y luchó en Courland hasta 1945.
Los capturados en la batalla, en el lado español, fueron enviados a los campos de gulag, principalmente en Siberia, y no fueron repatriados a España hasta 1954. Krasny Bor sigue siendo, en su mayor parte, una batalla oscura en el conocimiento histórico moderno relacionado con esta devastadora guerra. La División Azul recibió una Medalla de Servicio de Combate, diseñada personalmente por Adolf Hitler, por su defensa del precario flanco oriental del Grupo de Ejércitos del Norte.
Espero que hayas disfrutado del artículo. Si te ha gustado sabes que puedes compartir.

Fuerteventura, 08 de Mayo de 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario